RESPECTO A NUESTROS CLIENTES
  • Vocación de atención al cliente. No es sólo atender al cliente, a los proveedores, es querer de verdad ayudar y que la otra parte se dé cuenta de ello.

  • Satisfacción del cliente. Hagamos lo que nos gustaría que hicieran con nosotros como clientes.

  • El cliente es el centro del negocio.

  • Cercanía al cliente. Si valoramos la sociabilidad, hay que ser sociales, cercano, tener un feedback inmediato con el cliente.

  • Orientación hacia la acción. “Solucionador de problemas”.

  • Con respecto a clientes y proveedores: Percibir las necesidades de los Clientes, escuchar sus quejas y atender sus reclamos, en un plazo máximo de 24 o 48 horas.

  • Con respecto a la empresa: Antes de comunicar el problema, ver cómo se puede solucionar, plantearlo junto con las posibles soluciones.
RESPECTO A NUESTROS PRODUCTOS Y SERVICIOS
  • Innovación. Es la base de nuestro negocio.

  • Calidad y confiabilidad en el producto y el servicio. Tenemos un buen producto, debemos confiar por tanto en él, creer en él, y dar esa imagen a nuestros clientes. Tenemos un servicio técnico que le da el valor añadido a nuestros productos.
RESPECTO A NUESTRA ACTITUD EN EL TRABAJO
  • El recurso humano es la organización. Tú eres parte de la organización, eres la imagen de la empresa en el exterior.

  • Búsqueda continua de mejora. Siempre hay que hacer bien el trabajo, pero la diferencia es cuando día a día nos preguntamos si haciendo las cosas de otra manera podríamos mejorar.

  • La participación y las sugerencias lo primero.

  • La educación no puede interrumpirse. Nuestra educación y corrección al hablar, vestir y saber estar es crucial para nosotros.

  • Autonomía del trabajador y complementariedad en otras áreas en el caso de ser necesario.

  • Privilegian los valores y los trabajadores que están dispuestos a “ ensuciarse las manos trabajando, implicándose”.

  • Honestidad y Integridad hacia la empresa, los compañeros, clientes y proveedores.

  • Limpieza, orden, moral y disciplina en el trabajo.

  • Administración de recursos coherentes. Preguntémonos y revisemos lo que cuesta hacer nuestro trabajo en términos económicos, y propón a la empresa la forma de conseguir los resultados con menos costos.